¿Qué tipos de financiamientos empresariales existen?

Antes de crear tu propia empresa es importante que tengas en cuenta el gran abanico de posibilidades que tú y tus socios tenéis para financiarla. La forma de conseguir bienes o servicios para una entidad suele ser uno de los pasos más complicados para la puesta a punto de un negocio y desde CEEIM queremos ayudarte a que tengas claras todas tus opciones para echar a andar.

Te adentraremos en varios tipos de financiación, pasando por los típicos que seguro has escuchado hasta las nuevas formas de financiamiento.

Formas de financiamiento empresarial

En primer lugar destacamos una de las más comunes, el crédito. En este método una entidad financiera cede una cantidad de dinero para que lo uses como creas conveniente, teniendo en cuenta que lo gastado, genera un tipo de interés que supone beneficios para el banco. Otra de las opciones más habituales es el crédito o descuento comercial.

Su utilidad consiste en que empresas pactan con sus clientes una compra venta de bienes o servicios que acuerdas pagar en una cantidad de tiempo concreta para que tengas tiempo de sobra de vender los bienes comprados a un proveedor. Por otra parte está el préstamo, es una de las más antiguas y conocidas y consiste en solicitar una cantidad de dinero a una entidad bancaria que deberás devolver en los plazos acordados junto a un tipo de interés que supondrá el beneficio para el banco.

Otro caso a destacar es el del resulting y el leasing. Este método está basado en el alquiler, en lugar de comprar cualquier materia prima, equipo o medio de transporte, lo vas pagando durante un periodo de tiempo establecido y tras el tiempo acordado dejas de usarlo. La diferencia principal entre renting y leasing es que el leasing al final del periodo de tiempo deja una opción de compra en la que puedes hacerte con los bienes de forma permanente.

Otra de las formas que está ganando peso últimamente es el crowfunding, una financiación colectiva que ofrece recompensas a cambio de donaciones realizadas de forma altruista, en la mayoría de casos de forma online. Normalmente las recompensas establecidas son los propios bienes o servicios generados.

Formas de financiación alternativas

Los contactos que puedas hacer a lo largo de la creación de tu negocio serán claves en el devenir de este del mismo modo que debes apoyarte en tus conocidos a la hora de impulsar tu empresa. Las ayudas por parte de familiares y amigos también pueden ser de utilidad y a la hora de arrancar puedes apoyarte ahí para dar salida a tus primeros pasos.

No conviene abusar de este sistema, pero es un recurso que está ahí para ser valorado.



X