La internacionalización es un ejercicio costoso que se debe estudiar y trabajar a fondo”

Para Nicole Xavier, experta en el Programa RYME, se necesita una estrategia real, capacidad de ejecución e identificar los recursos pedidos.

La veintena de empresas españolas acogidas al Proyecto RYME han finalizado su primera fase de acercamiento al funcionamiento y oportunidades de negocio en los mercados de EEUU, Brasil, Portugal y Francia, con grupos de empresarios participantes en la iniciativa transnacional, junto a España, que está representada por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia, CEEIM.

En la siguiente entrevista, Nicole Xavier, promotora de negocios internacionales en Riba-Vidal ICS
y presente en el proyecto transnacional, resalta que las empresas interesadas en dar el salto a la exportación o ampliar su campo en el mercado exterior deben analizarse con exhaustividad y siendo conscientes de las posibilidades dentro de mercados en donde los sectores de TICS, Biotech y Green Energy están siendo claves y estratégicos.

¿En qué ha consistido la parte de formación de las 20 empresas españolas acogidas al RYME?

La formación ha consistido inicialmente en unas jornadas de introducción de un día por mercado, en la que se ha expuesto una visión general del país, los sectores TICS, Biotech y Green Energy, junto a la dinámica seguida en estos ámbitos en los países que comprenden el programa, que son Estados Unidos, Brasil, Portugal, Francia y España.

La segunda parte de esta formación consiste en asesorar a las empresas participantes por medio de un seguimiento individualizado con cada una de ellas, para que tomen sus decisiones en base al conocimiento que han obtenido, tras profundizar sobre estos mercados y sus posibilidades en ellos.

¿Qué atractivos destacarías de los mercados que se están estudiando?

Aunque en todos los mercados hay oportunidades para todos los sectores, los tres sectores trabajados que he enumerado son claves y estratégicos dentro de cada uno de los sitios estudiados; de hecho, los cinco países que participan en el Programa RYME tienen en común que contemplan estos tres ámbitos dentro de su plan nacional.

Si que es cierto que, hay aspectos que abren mayores oportunidades, como en el caso de Brasil, en donde el gobierno está haciendo una apuesta muy importante, a través de todo el país, en Energía Sostenible (Green Energy).

¿Y cómo se comporta cada mercado?, además de Brasil.

EEUU es un mercado cuyo sector TIC está sumamente desarrollado, que goza de una cultura de negocio y de transmisión de información muy abierta, además de infinitas estructuras y colectivos que potencian las oportunidades de negocio y de desarrollo; fuentes de financiación especializados y muy segmentados en base a la fase de desarrollo de la empresa, además de los grandes Iconos mundiales.

El área de BioTech es un motor económico clave para Francia, donde el gobierno está haciendo una gran apuesta con un programa estratégico que vincula estrechamente industria e investigación, que está apoyado por sus clústeres.

Para Portugal, la biotecnología aplicada a la agricultura y las energías renovables son también sectores claves en su economía. Además, algo que hace de este país un mercado muy interesante para nuestras empresas, especialmente, en Green Energy y tecnologías medioambientales, es que nuestros vecinos son un puente natural para llegar a aquellos países africanos que fueron sus colonias y con quienes mantiene excelentes relaciones de negocio.

En la internacionalización, ¿qué empresas lo tienen más fácil, las vinculadas a las TICs, biotecnología o energías verdes?

Lo tiene más fácil quien haya hecho bien los deberes y, además, haya eliminado las barreras con una buena estrategia.

Los mercados participantes en el proyecto RYME son todas plazas maduras en estos sectores, aunque no por igual.

Los cuatro mercados presentan nichos de oportunidad. Nadie lo tiene fácil y éste es un concepto a tener en cuenta cuando uno piensa en la internacionalización. Como decíamos en los encuentros y jornadas que hemos celebrado, la internacionalización es un ejercicio que se debe estudiar y trabajar a fondo; además de ser costoso y requiere que las empresas lo evalúen muy bien.

Todas las empresas que tengan interés real en llegar a estos mercados, ya sea porque existe una oportunidad concreta de negocio o porque es parte de su estrategia de expansión, han entendido durante estas jornadas que es clave que sean conscientes de sus posibilidades, que es clave conocer bien quien es su competencia y en que le aventajan.

¿Cómo están afrontando nuestras empresas su internacionalización dentro del RYME?

Les hemos insistido en la importancia de que cada empresa estudie muy bien cuál es su trayecto a seguir para cada mercado, pues el vehículo o aliado dependerá de la plaza que les interese.

Dependiendo de cada sitio, una oportunidad clara de negocio puede requerir una implantación y socios locales, en otros, quizás se resuelva con una distribución o bien se deba empezar de manera menos agresiva.

Lo importante para entrar en un mercado es tener una estrategia bien fundada, la capacidad de llevarlo a término e identificar los recursos que se requieren.

¿Qué balance hace de la primera fase ya concluida?

Las primeras conclusiones es que hay mucho potencial en las empresas participantes y, tanto Murcia como el CEEIM, se está haciendo una apuesta importante. Todos emprendedores, aunque obviamente están muy entusiasmados, muestran una visión real y madura de sus capacidades.

En esta etapa inicial, es difícil hacer un promedio de éxito. Aunque ya hemos tenido algunas reuniones iniciales para conocer los proyectos de algunas de las empresas, todavía no hemos comenzado el trabajo de análisis estratégico, porque esta tarea será la que tenga lugar durante la próxima fase, en la que vamos a trabajar de forma individual con las empresas.

Proyecto RYME
El Proyecto transnacional RYME lanzará a la internacionalización en este año a una veintena de empresas españolas que están operando en los sectores TICS, Biotech y Green Energy.

La iniciativa acoge en total a un centenar de empresas, que han sido seleccionadas para participar en el Interreg IV B SUDOE, propuesta financiada con Fondos FEDER, que tiene como reto la consolidación del Sudoeste europeo como un espacio de cooperación territorial en los ámbitos de competitividad e innovación, medio ambiente, desarrollo sostenible y ordenación espacial para contribuir a asegurar una integración armoniosa y equilibrada en este espacio geográfico, dentro de los objetivos de cohesión económica y social de la UE.

Además del CEEIM, en el programa de cooperación territorial intervienen la University Technology Park del Illinois Institut of Technology de Chicago (EEUU), la Associaço Nacional de Entidades Promotoras de Empreendimientos Innovadores de Brasil, así como la Agence pour la Valorisation de la Recherche Universitaire du Limousin, en Francia, y el Instituto Pedro Nunes, en Portugal.

El proyecto comenzó en otoño pasado con una fase de contacto con los mercados de los países participantes. Está en marcha la segunda fase, consistente en el desarrollo de lazos comerciales entre las empresas participantes y, para después del verano, se procederá a la última parte, con el cierre de binomios comerciales.

Fuente: CEEIM

Tags:


X