¿Cómo elegir el espacio de coworking adecuado para tu estilo de trabajo?

La popularidad del coworking ha crecido exponencialmente en los últimos años, convirtiéndose en una opción preferida para freelancers, emprendedores y empresas que buscan flexibilidad y buscan ampliar su red de contactos. Estos espacios ofrecen más que solo un lugar para trabajar, proporcionan un entorno colaborativo que puede potenciar la productividad. Sin embargo, elegir la sala de coworking adecuada es importante para asegurarse de que se alinee tanto con tu estilo de trabajo como con tus necesidades profesionales. Este artículo te guiará a través de los criterios que debes considerar para tomar la mejor decisión, destacando cómo CEEIM ofrece soluciones en esta área.

 

¿Qué se entiende por coworking?

El término “coworking” se refiere a un estilo de trabajo que implica un entorno compartido, normalmente una oficina, donde trabajadores independientes, emprendedores, freelancers y profesionales de diversas industrias pueden trabajar juntos en un espacio común. Aunque las personas que participan en un espacio de coworking pueden estar llevando a cabo diferentes proyectos o trabajando para diferentes empresas, comparten los mismos valores.

 

Diferencia entre coworking y una oficina

La principal diferencia entre un espacio de coworking y una oficina tradicional radica en su estructura y la forma en que se utilizan estos espacios. Aquí te describo algunos puntos que distinguen a cada uno:

 

  • Flexibilidad: Los espacios de coworking generalmente ofrecen mayor flexibilidad en términos de contratos de alquiler, que pueden ser por horas, días o meses, a diferencia de las oficinas tradicionales que suelen requerir contratos de arrendamiento a largo plazo.

 

  • Comunidad: El coworking está creado para fomentar una comunidad de profesionales que, aunque trabajan en proyectos distintos, pueden compartir ideas y colaborar. Las oficinas tradicionales suelen estar ocupadas por empleados de la misma empresa, lo que limita la interacción con profesionales de otros campos.

 

  • Costos: Los espacios de coworking a menudo incluyen servicios como internet, impresión, acceso a salas de reuniones y a veces incluso café y snacks, todo incluido en el precio. Esto puede ser más económico para freelancers o pequeñas empresas que no quieren o no pueden invertir en el mantenimiento de una oficina.

 

  • Diseño y ambiente: Los coworking suelen tener un diseño más abierto y moderno, pensado para fomentar una atmósfera colaborativa y creativa. Las oficinas tradicionales, en cambio, pueden tener un diseño más formal o segmentado, con oficinas individuales o cubículos.

 

  • Ubicación: Los espacios de coworking están frecuentemente ubicados en zonas estratégicas cerca de centros de transporte, áreas comerciales o centros urbanos, mientras que las oficinas pueden ubicarse en diferentes zonas, incluyendo parques industriales o zonas menos centrales.

 

  • Servicios y recursos compartidos: En un espacio de coworking, los recursos como impresoras, salas de conferencias y áreas de descanso son compartidos entre todos los miembros, lo que puede ser una ventaja para quienes buscan minimizar gastos. En una oficina tradicional, estos recursos suelen ser exclusivos para la empresa que los alquila.

Es necesario elegir el espacio de coworking adecuado para aquellos que buscan un entorno de trabajo que no solo sea flexible, sino también inspirador y colaborativo. También que el espacio elegido refleje tu estilo de trabajo y objetivos profesionales. Al optar por un espacio que ofrece no solo ubicaciones estratégicas y servicios incluidos, sino también un diseño que fomente la colaboración y una comunidad de profesionales diversa, se pueden maximizar las oportunidades de crecimiento y productividad. Por tanto, evaluar cuidadosamente las opciones de coworking puede ser un paso crucial hacia el éxito en tu carrera o negocio. Si estás interesado en alquilar una sala de coworking ponte en contacto con CEEIM.



X