CEEIM introduce a los niños en la cultura maker mediante el campamento Tecnoescuela -CEEIM
8295
post-template-default,single,single-post,postid-8295,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

CEEIM introduce a los niños en la cultura maker mediante el campamento Tecnoescuela

CEEIM introduce a los niños en la cultura maker mediante el campamento Tecnoescuela

Los participantes en la Tecnoescuela, entre 8 y 14 años, han aprendido a hacer sus propios dispositivos  electrónicos, a usar impresoras 3D y a volar drones.

 

El Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (CEEIM) ha organizado el campamento tecnológico de verano Tecnoescuela 2017 que ha introducido a un grupo de 16 niños entre 8 y 14 años en la cultura maker de hacer dispositivos tecnológicos por uno mismo, al igual que se han adentrado en el ámbito de la innovación y creatividad. CEEIM lleva 8 años difundiendo el emprendimiento en edades tempranas, habiendo alcanzado a 5.200 alumnos de colegios e institutos de la Región.

CEEIM ha facilitado, a través de la Tecnoescuela 2017, que los niños inicien sus vacaciones de verano de forma novedosa, con un acercamiento al mundo de la tecnología de manera divertida, experimentando e investigando, con actividades como la exploración de un ordenador para ver qué hay dentro, para lo que han desarmado aparatos, identificado sus piezas y vuelto a montar.

““Estamos invirtiendo en el futuro, formando a los tecnólogos del mañana, para sentar las bases de un sistema emprendedor altamente tecnológico de alto valor añadido que contribuya a mejorar la productividad del tejido empresarial de la Región”, ha indicado Joaquín Gómez, director del INFO y presidente de CEEIM.

Para sacar el maker que cada uno de los alumnos llevaba dentro, los asistentes al campamento tecnológico han aprendido a programar placas Arduino para lograr que los dispositivos que han ido montando durante la semana respondiesen a sus instrucciones e interactuar con ellos. Para conseguir atraer su atención, se ha jugado a videojuegos, que han servido de gancho para motivar a los participantes a realizar previamente sus montajes para su conexión a pantallas con soportes elaborados por los niños.

Los exploradores ocasionales también han fabricado su propia lámpara Led RGB, además de aprender a ser más comprometidos con el medioambiente, porque, para realizar sus dispositivos electrónicos, han tenido que reciclar, recuperar y rediseñar botes de crema, que han actuado como pantallas difusoras de las luces roja, verde y azul. Incluso, se han divertido con sus móviles encendiendo y apagando la luz, cambiando la intensidad de la luz y mezclando los colores para obtener nuevas tonalidades, vía bluethoth.

Los alumnos también se han adentrado en la impresión 3D para identificar las piezas y el material para imprimir. Como recompensa a su atención, cada alumnos ha impreso y montado su propio spinner, el juego de moda este año. La mayor expectación ha recaído en el aprendizaje sobre cómo volar un drone y cómo cambiar sus hélices, incluso, han aprendido a imprimir piezas de este aparato volador, en caso de tener que proceder a su reparación.

Pedagogía

Además de adentrarse en la tecnología, a través de la Tecnoescuela 2017, los participantes han comprobado por sí mismos si sus montajes funcionaban bien o no, además de fomentarse su motivación y autoestima para conseguir los desafíos por uno mismo, concentración y curiosidad por cómo funcionan los dispositivos trabajados, sin necesidad de tener conocimientos profesionales.

Para el desarrollo del campamento, se han utilizado la sala Decero Creativa, aulas de formación y el Makerspace de CEEIM.

Tecnoescuela verano 2017 se enmarca dentro de las actividades puestas en marcha en las vacaciones de Semana Santa y Fiestas de Primavera, que nacen con vocación de convocarse anualmente, coincidiendo con los periodos de vacaciones escolares.

Cultura emprendedora e innovadora

CEEIM viene fomentando desde su creación en 2008 la cultura emprendedora en edades tempranas con iniciativas como la Olimpiada de la Creatividad, los concursos Imagina una Empresa Innovadora y GROWUP, al igual que charlas de motivación. Estas actividades han alcanzado en su conjunto a 5.200 alumnos en ocho años, procedentes de institutos y colegios de toda la Región.



X